VozAlta es una iniciativa privada y personal. No hay ninguna empresa, grupo político o asociación detrás, ni se obtiene con ella ningún beneficio económico.

El interés de VozAlta es propiciar un espacio donde los ciudadanos puedan decir lo que piensan, quejarse y proponer soluciones a aspectos relativos, sobre todo, con la Administración, pero también contra el paradigma actual que tan falso e ineficaz ha demostrado ser.

VozAlta es un lugar donde los contenidos son generados por los usuarios registrados. Ellos son los auténticos protagonistas de este sitio y el conjunto de los ciudadanos, su sostén.

VozAlta es el fruto positivo de reenfocar el sentimiento de desamparo con que muchos nos enfrentado al celo de las administraciones públicas a la hora de reclamar y cobrar impuestos, tasas o multas, sean o no justos o procedentes. Y por contrapartida, la absoluta impotencia y ausencia de resultados a la hora de reclamar compensaciones por los perjuicios derivados de la mala gestión o negligencia de la administración en sus obligaciones hacia nosotros. Esta impotencia se extiende hasta aspectos más amplios como la gestión de la sociedad misma.

La sensación creciente de que estamos siendo permanentemente engañados es una realidad. La sociedad, los ciudadanos, la humanidad, no pueden consentir por más tiempo este orden de cosas en el que el Poder está lejos de los intereses de todos, salvo de ellos mismos.

Este planeta es de todos, no de unos pocos. Es una oportunidad vivir aquí y no debemos dejar que solo algunos decidan como debemos hacerlo. Es una responsabilidad personal el elegir qué vida queremos vivir y no dejar que los gobiernos, influidos y dirigidos por los grupos de poder, decidan cuál debe de ser nuestra vida e intereses.

Los gobernantes extienden una cortina de humo entre nosotros y la realidad, ocultando los verdaderos intereses que les mueven solo para su bienestar y para la perpetuación de una clase dirigente. Esconden aspectos claves para la comprensión las cosas, tecnologías y conocimientos que permitirían una existencia en paz e igualdad.

Por ello, todo el mundo puede utilizar VozAlta, donde tendrá ocasión de opinar, denunciar o criticar las malas gestiones de la clase dirigente, gobiernos y administraciones.

Sin embargo, es un principio fundacional de esta página que las quejas no se realicen contra las personas como tal, sino contra el mal funcionamiento de las instituciones.

Para reemplazar por derecho a los responsables políticos o a los técnicos que trabajan bajo su mandato, entendemos que existen otros cauces como las urnas o los juzgados, por ejemplo, aunque últimamente también estos medios se hayan mostrado inútiles e insuficientes.

En este espacio tienen cabida las denuncias, pero sobre todo, las propuestas. No nos cabe duda de que el sentido común es suficiente para acabar con una extensa nómina de casos y situaciones fáciles de reparar, pero hay que contarlo.

El tercer pilar de VozAlta, piedra de toque y espíritu fundacional de este sitio, es la opinión: hablemos, demos nuestro parecer, expresemos nuestro estado de ánimo y hagámoslo público.

Y expresémoslo a través de cualquier medio: por supuesto la palabra escrita, pero también una fotografía, una pieza audiovisual en formato corto, un tema musical, una parodia, una ilustración u otra forma de expresión. La creatividad es la gran herramienta transformadora en los tiempos que ya estamos viviendo. Trabajaremos para que todas las posibles formas de expresión estén representadas en estas páginas digitales.

En VozAlta pensamos que para que las cosas cambien, debe cambiar uno. Así mismo, VozAlta es lugar de igualdad y respeto, un espacio ético en el que no todo vale.

Por último, VozAlta es una iniciativa privada, que carece de cualquier financiación. Por eso es muy importante que entre todos la difundamos y la enriquezcamos con contenidos, para que se convierta en un sitio de común y cumpla su función vocacional: ser útil.

VozAlta.es

info@vozalta.es


0 comments
Submit comment

You must be logged in to post a comment.