Archive
DENUNCIAS

GUSTAVO HERMOSO

Aunque tengo más canas que otra cosa, tengo que reconocer que me gusta el scalextric. Desde pequeñito me fascinaban las carreras de esos coches eléctricos por las pistas negras. Qué velocidad, qué riesgo. Imaginaba, y aún lo hago, las sensaciones que deben vivir esos pequeños pilotos a bordo de esas miniaturas. Allí, inmóviles, impertérritos, lanzados a toda velocidad hacia la próxima curva, sin más protección que su casco blanco y el valor de su corazón de plástico.

Recuerdo que una vez mis amigos y yo hicimos cálculos de cuánta sería la velocidad real de aquellos bólidos de juguete. Había que calcular las escalas y las distancias para hallar la velocidad relativa sobre la pista. Llegamos a una conclusión, aquellos cochecitos recorrían igualmente kilómetros por hora, pero kilómetros pequeñitos.

Seguir leyendo...

VOZALTA

Foto UNFPA

Nasra está descansando. Cerca suyo, su hijo Nahim corretea con otros chiquillos. En la placidez del descanso su mente se afloja y sueña. La recuerdos de Nasra se ordenan y juegan entre si cómo lo hace su hijo y poco a poco construye imágenes agradables que la sumergen en una ensoñación. En ella, su pequeño juega con una pelota en la entrada de una casa cuando vuelve del colegio. Para Nasra es la felicidad.

Nasra y Nahim viven de asentamiento en asentamiento en Sudán Occidental, en Darfur. Hace mucho tiempo que se olvidó de la dureza de la vida con sus padres llevando el ganado por unas tierras difíciles, porque la dureza de ahora es superior a la de aquellas caminatas interminables buscando pasto y agua. Ahora no hay cabras, no hay pastos y la poca agua que ve, sale de cisternas de camiones de ACNUR.

Seguir leyendo...

GUSTAVO HERMOSO

¿Cómo no escribir hoy sobre la foto de los diputados regionales del PP en la Asambleade Madrid? Los pobres, está claro, se aburren. Como mi vecina del segundo, que en las reuniones de vecinos juega con su iPhone y no se entera de la derrama del tejado. Así pasa, que luego dice que no está dispuesta a pagar ni un euro más y es que no se ha enterado de que se le viene el techo encima al del tercero. Es inquietante pensar cuántos asamblearios hubieran deseado echar una partidita y no se atrevieron en la sesión en la que se aprobaba la gestión privada de varios hospitales en Madrid.

Es una cuestión no solo de responsabilidad, sino de respeto. En un momento en el que gran parte del país está que echa las muelas por los recortes y privatizaciones y tiene en la pica a la clase política, estos diputados deberían tener un poco de cuidadín.

Seguir leyendo...

GUSTAVO HERMOSO

Al tiempo que la vida avanza y el calendario adelgaza, ¿quién no mira adelante pensando en su vejez? Es un ejercicio saludable comprender que el inexorable avance de la vida nos conduce a un sitio común para ricos, pobres, reyes y lacayos. Pero mientras ese momento llega para igualarnos, la vida nos diferencia. Más que la vida, la injusticia de la sociedad.

Refiriéndonos solo a nuestra parte del mundo, cualquiera que ande por los cuarenta y tantos estará echando cuentas de qué le espera en unos años. El futuro no es muy alentador, salvo que la cuenta corriente tenga muchos dígitos y permita pagarse uno de su bolsillo la pensión. Otra cosa no va a haber. Cada vez quedan menos familias numerosas en las que la solidaridad hacía de paraguas a los más mayores y por otro lado, cada vez hay más en las que los jóvenes llevan una vida desapegada, corta de valores, en la que la máxima es el éxito y la comodidad. Menos mal que nos queda Papá Estado.

Seguir leyendo...

VOZALTA

Click sobre la imagen para ver el vídeo

 

Mira que es difícil escribir de otra cosa que no sea la denuncia de la mentira. Y al mismo tiempo paradójico, porque la mentira se muestra sola, porque las evidencias, la verdad la dejan en su sitio y con ella, a los mentirosos.

Desde esta página se intenta verter opinión sobre la actualidad que nos rodea. El devenir de los sucesos es atropelladamente monótono y monocorde. Gira sobre la interminable sarta de mentiras con las que intentan tratarnos como a niños.

Aquellos que tengan hijos lo saben bien. Aquellas mentiras que se dicen a los pequeños para tranquilizarles aprovechándose de su inocencia y de que quizá se les olvide con algún juguete u otra distracción. Cuando uno es mayor y se le trata como a un niño, se le insulta. Se le trata como a un imbécil, porque al ser mayor solo queda interpretarle como a alguien que no se entera ni tiene la capacidad de enterarse.

Seguir leyendo...

VOZALTA

Ilustración de José Luis Cabañas

Sus derechos valen poco, es verdad, pero son sus derechos. Todos los que en estos días les arrebatan una sanidad pública universal y gratuita, les hacen pagar para acceder a una justicia que ha dejado de ser igualitaria, les exigen unas tasas que ponen difícil la enseñanza superior, legislan a favor de los bancos que les echan de sus casas dejándoles en la calle y endeudado de por vida, todos esos, repito, conocen los derechos fundamentales de la Constitución Española y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ratificada por España.

No solo los conocen, sino que miran hacia otro lado cuando favorecen a los que les mantienen en el poder. Porque sepa que no es usted quién les tiene allí a través de las urnas, decorado de cartón tras el que se esconde la realidad, sino los dueños y señores de sus vidas, y también de las de los políticos; las grandes fortunas que dominan la economía mundial a través de los bancos.

Seguir leyendo...

VOZALTA

Está escrito en la Constitución, artículo 47, que todos los españoles tenemos “el derecho a disfrutar de una vivienda digna”. También está escrito eso de las pensiones, artículo 50, “los poderes públicos garantizarán … la suficiencia económica de los ciudadanos en la tercera edad”. El artículo 119 de la Carta Magna promulga una “justicia gratuita” y el 43, a la “protección de la salud y … a la asistencia y prestaciones suficientes ante estados de necesidad”. La Ley de Dependencia habla de la protección de los más desfavorecidos y de la tutela del Estado hacía los mismos, amén de otras cosas que a la luz de la realidad parecen más de otro planeta.

Todos estos derechos y otros fundamentales como el de manifestación, siguen plenamente vigentes y nadie puede decir que se hayan extirpado de la Constitución Española ni de otras leyes que los garantizan. Entonces ¿qué está ocurriendo?

Seguir leyendo...

PEROT

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

 

Las nuevas leyes y ordenanzas están dando la vuelta al calcetín de la sociedad española. Ahora le pueden echar del trabajo y si no le parece bien, reclame. Si reclama, prepare el bolsillo, porque aquello de la justicia gratuita, algo que es de derecho, constitucional y que ya se paga vía impuestos, se acabó.

Que le ponen una multa y no la considera justa, reclame, pero con la calculadora en mano, no sea que le salga más caro el collar que el galgo. Así están las cosas y así las estamos soportando, que no consintiendo. El Gobierno debería coger también su calculadora y echar cuentas, porque llegará un momento en el que no le salan. Y me refiero al hartazo social de la población que ve como le van desposeyendo de sus derechos uno a uno. Llegará el momento, mas pronto que tarde, que les salga caro.

Seguir leyendo...